Seleccionar página

Los monotributistas tendrán a partir de ahora su propio sitio web y aplicación para celulares. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) lanzó ayer el nuevo sistema online a través del cual todos los trámites vinculados al régimen simplificado, como pagos, generación de facturas y recategorizaciones, se podrán hacer desde una misma plataforma.

En www.monotributo.AFIP.gob.ar o la aplicación Mi Monotributo para teléfonos móviles los 3.200.000 monotributistas contarán con un listado de opciones vinculadas a sus obligaciones y necesidades. “Les vamos a dar la identidad que habían perdido. Este nuevo sistema tiene un lenguaje sencillo”, dijo Alberto Abad, titular de la AFIP. Una de las novedades más relevantes pasa por la simplificación en la inscripción, que se acortó a seis pasos, cuando hasta ahora constaba de ocho instancias para su tramitación. También se mecanizó la recategorización y el pago de deuda.

Mediante la app, que se podrá descargar en celulares con sistema operativo IOS y Android, se podrá sincronizar a su vez el calendario del teléfono con las fechas de pago y activar alarmas frente a cada vencimiento. Otra de las incorporaciones que ofrecerá la aplicación es el chat online con empleados del call center de la AFIP para evacuar dudas de los usuarios. Con la app además se podrá emitir y enviar facturas, y en un futuro, según el ente recaudador, se podrá gestionar el cobro de las mismas.

La AFIP, en tanto, seguirá permitiendo la generación de comprobantes a través del sitio web “madre” del fisco. “Queríamos adelantarnos y lanzar esto antes de septiembre que es la fecha de recategorización y la página a veces se satura. El camino que seguiremos es el de la segmentación por usuarios de nuestro universo”, explicó Abad. A su vez, adelantó que con el nuevo sitio, la recategorización para aquellos que no deben cambiar de categoría será más sencilla. Según explicaron, sólo deberán ratificar que su facturación estuvo comprendida dentro de los parámetros de la misma categoría en la que ya están inscriptos.

La obligación de ratificar o cambiar la categoría se lleva a cabo los meses de enero, mayo y octubre, cada cuatro meses calendario. Las categorías actuales fueron cambiadas el año pasado cuando se modificó el régimen del impuesto a las Ganancias. Las categorías actuales según la facturación son: A, hasta $84.000, B hasta $126.000, C hasta $168.000, D hasta $252.000, E hasta $336.000, F hasta $420.000, G hasta $504.000, H hasta $700.000, I hasta $822.500, J hasta $945.000 y K hasta $1.050.000. A su vez, a partir de mayo, los monotributistas que están en las categorías D y E deben realizar sus aportes mediante alguna modalidad de pago electrónica y desde el mes pasado las categorías F y G se sumaron a las más altas en la obligación de emitir facturas electrónicas.

En la presentación estuvo presente también el ministro de Modernización, Andres Ibarra que anticipó, a su vez, que el Estado trabaja en la creación de la identificación digital. “Estamos creando plataformas para que toda tramitación en dependencias estatales se haga de manera online”, dijo Ibarra. La plataforma que el Gobierno está desarrollando se llamará Mi Argentina y buscará a identificación con huella digital y facial. Algunos de los trámites que el Gobierno busca digitalizar son la generación y seguimiento de expedientes, mediante los “trámites electrónicos”, certificados de importaciones, trámites en los IGJ provinciales, registro e inscripción de empresas online, cambios de estatutos, la ventanilla única de comercio exterior, la creación de sociedades anónimas simplificadas, exportaciones, reclamos en defensa del consumidor y la telemedicina (consulta de pacientes a médicos de hospitales y centros de salud pública de manera online).

Fuente: ieco.clarin.com