El impacto de la nueva ley de honorarios de abogados en los juicios contra la ANSeS

Para tratar un tema tan complejo hay que aclarar previamente que el concepto de honorarios de cualquier tipo de profesión tiene carácter alimentario; es decir que se cobra para poder vivir de una profesión que se estudió, se recibió, y que se le otorga una matrícula (que se paga anualmente a los colegios) para este ejercicio.

Además, en cualquier rama del derecho el vencido paga las costas y los honorarios, sea un particular o el Estado el demandado. Entonces, por qué ANSeS no cumpliría con esto si la ley recién sancionada lo obliga.

Un primer concepto que produce este conflicto es que hay dos leyes que generan ambigüedad en la normativa. Deberá la Justicia establecer en el caso particular cuál se deberá aplicar.

Pero, ¿cómo llegamos a esto? Por el famoso conflicto entre ley general y la especial, que siempre generó esta dicotomía en el derecho. Durante varios siglos se sostuvo en el mundo legal que la ley especial tenía prelación por sobre la ley general, de manera tal que, si existía un conflicto entre ambas normas, es que se privilegiaba la ley particular.

Quizás, ello pudo haber tenido sentido en el viejo esquema del Derecho, donde en muchos casos, había compartimentos estancos, en virtud de los cuales tenía lógica hacer esta clase de distinciones. Sin perjuicio de ello, dichas pautas han cambiado en forma radical, de manera tal que, por las mandas del nuevo Código Civil y Comercial, es que la ley general puede modificar una ley especial (y que, como consecuencia de ello, una ley general puede modificar una ley especial).

Ya la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ha establecido en fallos como por ejemplo “Corte Suprema de Justicia de la Nación, in re: Banco de la Provincia de Buenos Aires vs. Dirección Nacional de Comercio Interior” (B. 721, XLIV), de fecha 19 de Marzo de 2014″. En donde manifiesta …”en los casos que presentan colisión de normas, no es la ley, sino la Constitución Nacional la fuente principal de los derechos”.

Sobre este tema, la Constitución Nacional es muy clara sobre el derecho a trabajar y a percibir una remuneración por el mismo. ¿Qué dicen las leyes o cuáles son las que están colisionando en este caso? La 27.423, cuyo artículo 36 establece que los honorarios de los juicios de seguridad social deberá pagarlos la parte perdedora, es decir, la ANSeS, y por otro lado la ley 24.463, que dispone que las costas son por su orden, es decir, las partes cubren los gastos cada una a sus abogados.

Como primer concepto básico los pactos de cuota litis ya no son ilegales. Están admitidos en la nueva ley como forma de cancelación de honorarios, y la ley 27.423, artículo 36, establece claramente que la parte vencida en el juicio deberá pagar todos los gastos de la contraria, aun cuando esta no lo hubiese solicitado.

Consultada la Asociación de Abogados Previsionalistas (ADAP), su preocupación no sólo está en cómo afectará esta normativa a los abogados si ANSeS no decide cumplirla, sino en cómo se implementará, porque en esta discusión hay otra parte interesada que es el beneficiario, que fue siempre informado por Anses de que los tramites son gratuitos. Qué les dirán ahora, que, si aceptan la reparación histórica, se hacen cargo de los honorarios ínfimos que pagan a los abogados, y si van a juicio, no se hacen responsables de su obligación de pago hacia el profesional.

Esto siempre generó una lucha de desgaste, que nunca favoreció al jubilado que tarda seis o siete años en cobrar un juicio, como al abogado, a quien después de años de litigio, ANSeS le manda una carta al beneficiario disecándole cuánto tiene que pagarle. Entonces, si no le corresponde pagar las costas, ¿para qué informa algo que no es de su incumbencia? Los abogados siempre estuvieron fuera del pacto de cuota litis. “Hoy con esta ley hay una seguridad de cobro, y sería bueno respetar las leyes”, afirmó el presidente de la ADAP, Carlos Rossi.

Por último, es muy probable que con la modificación de la ley previsional sobre el cálculo del haber de sustitución en las primeras jubilaciones, veamos diferencias en los haberes, que hasta hoy estaban bastante bien liquidados. Sólo duró 16 meses. Con estos nuevos criterios han abierto nuevamente la industria del juicio, que esta administración, propuso terminar con la reparación histórica.

Fuente: cronista.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *